Bueno, pues después de enseñaros las tartas, cupcakes y galletas que preparamos para la fiesta, llega el momento de enseñaros las cositas que preparamos para los niños…y no tan niños.

En una fiesta pirata no podía faltar un barco, ¿verdad?…pues convencí al papi para que hiciera uno de cartón. Como no encontrábamos ninguna caja de frigorífico, usamos una de un aire acondicionado que compraron mis padres y que aún guardaban.

La pintó de marrón, pero como las letras aún se veían, cubrió la parte de fuera con cinta de pintor y la pintó encima. La cinta le daba también un toque más realista, como si fueran tablas de madera.

Recortamos dos círculos grandes para que hicieran de ventanas, y con los recortes de las ventanas, hice el timón del barco. Para los mangos reciclé unos tubos de los rollos de impresora del trabajo. No sé cómo lo hizo el papi, pero el timón giraba de verdad!!

Un ancla por aquí, un cañón por allá…y quedó un barco pirata precioso.

El barco lo puse sobre una manta azul, como si fuera el mar, y en el mar había dos temerosos pero inofensivos cocodrilos que hice con papel de periódico, cola blanca y agua. Me encanta Art Attack, y esta idea la saqué de ahí. Tan sólo hay que hacer la forma del cocodrilo con papel de periódico y después cubrirlo con papel de periódico o papel higiénico y una mezcla de cola blanca y agua. Dejar secar y pintar. Quedaron ideales, ¿verdad?

Y para acabar con el rincón del barco pirata, y pintado sobre papel kraft, dibujé un mapa del tesoro, para que los piratas supieran dónde encontrar los doblones de oro 😉

Los niños se lo pasaron genial en el barco, y los mayores no dejaron pasar su oportunidad de hacerse una foto.

Ya sabéis que para preparar la fiesta, leí muchos artículos sobre fiestas piratas, y en la mayoría había juegos piratas para que los  niños se entretuvieran.

Uno de los juegos que preparé fue el de lanzar anillas para engancharlas en garfios. Sobre un cartón grande, pegué unos garfios que hice reciclando botellas de plástico. Las anillas las hice con cartón que endurecí usando de nuevo la mezcla de agua, cola blanca y papel de periódico. Cuando se secó, lo pinté de rojo y a jugar!!

Otro de los juegos que preparé fue el tirar vasos con una pelota. Usé vasos de plástico sobre los que pegué unas pegatinas con la temática de piratas. ¿Qué pirata es capaz de tirar todos los vasos a la vez?

Y por último, reciclé una caja de cartón que me dieron en un quiosco. La pinté de negro y le puse la cara de un cocodrilo. Los piratas tenían que encestar pelotitas para dar de comer al cocodrilo ticktack.

Como véis, había muchos juegos para que los niños no se aburriesen

En una mesita aparte, preparé lápices de colores, folios con dibujos de piratas y plastilina. Por experiencia en cumpleaños anteriores, sé que hay niños que se entretienen dibujando, así que acondicioné una mesa para los pequeños artistas.

En esa misma mesa, tuve la ayuda inestimable de la madrina de Andrés, que se dedicó a pintar las caras de los niños y a hacer unas espadas de globoflexia para que cada pirata pudiera luchar si hacerse daño ;). Gracias tita Maria José!!

Como ya dije, la idea de una fiesta pirata me rondaba la cabeza desde hacía bastante tiempo, así que desde este verano empecé a hacer los detalles que íbamos a regalar a los invitados a la fiesta.

Con palitos de médicos que compramos en la farmacia, hicimos un cofre del tesoro para cada pirata. Andrés me ayudó a pintar de marrón los palitos, los pegamos unos a otros, los adornamos con una calavera niño o niña, según el pirata,  y …¡listo para guardar tesoros!

Dentro del cofre guardé una bolsita con monedas de chocolate, y también un imán que hicimos de goma eva con la cara de un pirata. Como había niños, niñas y bebés, hicimos tres modelos diferentes de imanes. Los puntos blancos de los gorros piratas eran la huella del dedo de Andrés.

A los niños les encantó llevarse su propio cofre del tesoro a casa como recuerdo de la fiesta pirata.

Creo que los niños se lo pasaron genial, al igual que yo, que disfruté preparando cada detalle de la fiesta  desde el principio hasta el fin.

Pd. El barco lo tengo guardado…más de uno me ha dicho que me lo va a alquilar para futuros cumpleaños jajaja.

 

 

Anuncios