El pasado lunes 14 de noviembre, mi niño mayor cumplió 5 años y le preparamos una súper fiesta pirata, una fiesta que tenía muchas ganas de prepararle desde el año pasado.

Como tenía muy claro la temática del cumple, desde este verano empecé a buscar ideas por internet. Pinterest es un gran aliado, al igual que los videos de youtube.

Empezamos por una de las cosas más importantes de un cumpleaños, la tarta. La hicimos entre mi madre y yo, y quería una tarta en forma de barco pirata. Había muchas fotos de tartas en forma de barco pirata por internet, así como tutoriales. No la quería cubrir de fondant…a mí me gusta, pero no a todo el mundo, y menos a niños, así que decidimos cubrirla con ganache de chocolate.

Dos días antes de la fiesta, hicimos dos planchas rectangulares de bizcocho, uno de ellos era bizcocho tradicional, y el otro era bizcocho de chocolate. Lo metimos en la nevera bien tapadito para que se endureciera un poco y fuera más fácil cortarlo para darle la forma después.

El día antes de la fiesta, empezamos a montar la tarta. Pusimos una plancha, la cubrimos con natilla, y pusimos encima la otra y recortamos a ojo la forma de barco…sí, sí, a ojo….me atreví a hacerlo así!!!

Con los recortes, fuimos haciendo el resto del barco. Como la parte de atrás del barco quedó más alta y más inestable, las uní usando un par de mikados 😉

Ya con el barco montado, empezamos a cubrirlo de ganache de chocolate. En un primer momento, pensamos en cubrirlo con nutella, pero la chica de la tienda de repostería donde compro mis cositas, me aconsejó hacer una ganache y quedó riquísima.

Con una primera capa dada, la metimos en la nevera un par de horas para que el chocolate endureciera un poco y después le pasamos una segunda capa.

Solo quedaba decorarla. Con fondant amarillo, hice el ancla y el timón. Los barquillos de chocolate hicieron de cañones, los mikados de remos y con regaliz hicimos las ventanas del barco. Además compré unas bolitas de chocolate blanco que hicieron de bombas y adornamos un poco el barco con lacasitos rojos y amarillos. Por último, hice dos banderas piratas de goma eva, una de ellas con una calavera y otra con el número 5.

Quedamos súper orgullosas de la tarta, que además de riquísima quedó muy original. La gente alucinó con ella.

Y para acompañar al barco pirata… ¿por qué no hacer una tarta con un cofre del tesoro? Para eso, preparamos una tarta de donuts súper rica que no necesitaba horno, sobre la que pusimos un cofre del tesoro hecho con kit-kat. Alrededor del cofre pusimos galletas machacadas imitando la arena y sobre el cofre y la tarta monedas de chocolate de varios colores. Fácil, sencillo y original, ¿verdad?

¡Creo que con estas dos tartas sorprendimos a los invitados de la fiesta pirata!

Pero esto no fue todo….en mi siguiente entrada os detallaré las otras cosas que preparamos para la fiesta…

Anuncios