En mi entrada anterior, hablaba de la mesa dulce que le preparé a mi amiga Mª Jesús y a dos de sus amigas para celebrar la próxima llegada de sus bebés (la bebé de mi amiga, Adela, ya ha nacido…bienvenida pequeña) (https://galletasdecolores.wordpress.com/2016/03/28/mi-primera-fiesta-baby-shower-primera-parte/)

Las Baby Shower son muy comunes en los países americanos y anglosajones. Consisten en una fiesta organizada o bien por la embarazada o bien por sus amigas, donde hay regalos, comida, juegos, etc. En nuestra Fiesta del Bebé, fui yo la encargada de preparar la merienda. Y con la ayuda de la hermana de mi amiga, preparamos unos recuerdos tanto para las embarazadas como para las invitadas.

En primer lugar, hice unos pañales de goma eva que decoré en rosa y celeste. Eran ideales para guardar una bolsita de chuches, unos bombones, o en nuestro caso, las galletas decoradas.


Cuando hablé con la hermana de Mª Jesús, ella quiso participar en algo, y le dí vía libre para que hiciera lo que quisiera, y así hizo unos bebés de goma donde guardó unos baberos como regalo.

También se le ocurrió hacer unos imanes para la nevera con la forma de biberón y de carrito con bebé incluído. ¡Quedaron ideales!


Un juego que se está extendiendo cada vez más en cualquier fiesta que se celebre, es el llevar elementos relacionados con la temática a celebrar para pasar un rato divertido haciéndose fotos graciosas. A esto se le llama Photo Booth, y por supuesto que preparamos algunas cositas para recordar esta fiesta. Preparé biberones, chupetes y baberos, todos hechos con goma eva. Nos lo pasamos genial posando como bebés jajaja.

Y para que los bebés tuvieran un recuerdo de este día, preparé un libro de firmas un poco original. Desde que lo vi en Internet me enamoré de él, ¡lo tenía que hacer! Consistía quitar el cristal a un marco de fotos, pegar unas cuerdas a modo de tendedero, y poner con alfileres unos bodies, calcetines, pañales y baberos como si fuera ropa tendida. Cada invitada cogía una prenda de ropa, dedicaba unas palabras a los bebés y lo volvía a colgar en el tendedero. Creo que es un recuerdo bastante bonito para los bebés y por supuesto para las mamás.

Nuestra tarde de chicas fue inovidable. Una tarde de charla, de merienda, de fotos, y sobre todo de risas, muchas risas.

Gracias Macu por tu ayuda y complicidad, hemos formado un equipo buenísimo ¿verdad?…¡ojalá repitamos pronto un proyecto parecido!

Anuncios