Mi romance con el mundo de las galletas empezó el pasado mes de junio cuando pensé en regalar a Alejandra, la hija de mi amiga, unas galletas en forma de corona para su tercer cumpleaños.

Unas semanas antes, su madre me había dicho que la temática de la fiesta iba a ser La Princesa Sofía, así que le hice un castillo con materiales reciclados como centro de mesa, y busqué por internet un molde de corona para hacerle las galletas.

castillo

Hice el pedido de la corona, del fondant, y de un juego de 101 cortadores de plástico de temática variada….y me puse manos a la obra.

Busqué por Internet varias recetas de galletas de mantequilla hasta que dí con la que me pareció la mejor. Es la receta que puedes encontrar en la página www.elrincondebea.com .

En esta primera vez no tuve en cuenta unos sabios consejos que Bea da:

1-usar unas guías a la hora de estirar la masa para que todas las galletas tengan el mismo grosor

2-dejar la masa en el frigorífico unas horas e incluso un día entero antes de cortarla para que el corte sea limpio

3-volverlas a meter en el frigorífico una vez cortadas para que no se deformen durante el horneado.

El pasarme de largo estos consejos hizo que la forma de corona de algunas galletas no fueran precisamente limpias.

A pesar de esto, y para ser la primera vez, el resultado no fue muy malo. Usé fondant rosa, blanco y violeta y perlitas y azúcar de colores para su decoración…..y este fue el resultado ¿no quedaron divinas para la princesita?

Además de las coronas, hice otras galletas con forma de flor con la inicial de la cumpleañera y el número tres. Estas galletas, al pesar más, las metí en una bolsita sin palito de brocheta.

Todas las galletas las puse en una maceta para su presentación

galletas

Además de las galletas y del castillo, le preparé un pequeño centro con piruletas para repartir entre los invitados

piruletas

Y así quedó la mesa dulce de Alejandra, una mesa digna de una princesa que cumplió tres añitos

castillo3

Anuncios